Stop TB Partnership

Mensaje de fin de año de la Secretaria Ejecutiva de la Alianza Alto a la Tuberculosis


Ginebra, Suiza
19 de diciembre 2011

Queridos amigos, colegas y socios.

Permitan comenzar agradeciendo a todos ustedes por su trabajo, dedicación y profesionalismo durante este año.

El 2011 no fue un año fácil, pero todos hemos trabajado duro, hicimos nuestro mejor esfuerzo (o lo que pensábamos que era posible) y tratamos de entregarnos por el bien de los millones de personas que sufren a causa de la tuberculosis. Gracias a todos, es un placer conocerlos y un honor trabajar juntos!

Por lo general, el cierre del año es un buen momento para reflexionar sobre lo que ocurrió en el 2011 y en lo que se avecina. Creo que todos sabemos y podemos recordar a nuestros logros en el 2011, y lo que me gustaría es mirar hacia adelante. Y quiero decir con honestidad: Que el 2012 no será fácil. Será difícil, molesto, con menos dinero y más demandas; solo espero que sea más enfocado.

Los acontecimientos del 2011: Las restricciones financieras graves, la conversión de la Ronda 11 del Fondo Mundial en un mecanismo de Transición Financiera, las agendas de varios países que tienen que cumplir en materia de salud con menos fondos - todo esto sin duda tendrá un impacto en nuestra capacidad para hacer avances en la lucha mundial contra la tuberculosis.

El 2012 es un año crítico. Tenemos tres años para cumplir con las metas de los Objetivos del Milenio (ODM) y los del Plan Mundial para Detener la Tuberculosis. ¿Estamos listos para avanzar y enfrentar los desafíos que enfrentamos?

Creo que podemos hacerlo, pero tenemos que cambiar.

Por eso, deseo sugerir que todos hagamos cinco resoluciones de Año Nuevo.

En primer lugar, necesitamos un cambio de tono. Tenemos que sacudir las cosas. Tenemos que poner a las personas que sufren a causa de la tuberculosis en el centro de todo nuestro trabajo y darle una mayor sensación de urgencia. Tenemos que expresar nuestra indignación que un millón y medio de personas siguen muriendo cada año de una enfermedad curable, que hay 10 millones de niños en el mundo han quedado huérfanos por la tuberculosis, que tenemos cientos de miles de personas con Tuberculosis Multidrogoresistente (Tuberculosis MDR) sin el diagnóstico y tratamiento apropiado. Vamos a tener que luchar por más dinero y luchar duro, porque tenemos una causa justa.

En segundo lugar, tenemos que ser más ambiciosos. Si habla con un cirujano cardiovascular, el podría decir que ha tenido cinco muertes en su pabellón este año, pero el año que viene, planea tener cero. ¿Por qué entonces, en la tuberculosis - en donde el costo de los medicamentos para el tratamiento de una persona solamente cuesta $ 25 dólares Americanos - estamos hablando de reducir las muertes por una cantidad tan modesta en el 2012? Tenemos que ser más ambiciosos en la recaudación de fondos - siendo bien responsables y demostrar resultados a los donantes - sino que también mostrando a los interesados en los países la necesidad de inversiones nacionales en la lucha contra tuberculosis.

En tercer lugar, tenemos que encontrar a las personas con Tuberculosis, Co-infectados con Tuberculosis y VIH y la Tuberculosis MDR que no se han logrado identificar. Hemos estado haciendo un buen trabajo consiguiendo el tratamiento de la Tuberculosis a la clase de personas que saben a dónde ir si están enfermos, la clase de personas que acuden a los hospitales y clínicas. Sin embargo, muchas de las personas con Tuberculosis son pobres y provienen de los grupos en estado de vulnerabilidad. Su enfermedad no se detecta, no se declara y con frecuencia no es tratada. Son tímidos, enfermos, asustados, en soledad, se sienten avergonzados, preocupados y estigmatizados, y la mayoría no sabe cómo luchar por ellos mismos o demandar sus derechos. Tenemos que luchar por y con ellos - y tenemos que darles la posibilidad de luchar por sí mismos, trabajando con la sociedad civil y las comunidades afectadas.

En cuarto lugar, tenemos que ser sabios, inteligentes y rápidos y hacer más con menos. Valor por su dinero no es sólo un eslogan, es una realidad y está funcionando! Vamos a tener menos recursos en el 2012. Pero eso no tiene por qué poner en peligro el progreso si usamos lo que tenemos más en forma eficaz. Cada país tiene que observar lo que va bien, y lo que no se está haciendo como se debería. Entonces ellos necesitan reorientar la forma en que responden a su epidemia de Tuberculosis para que puedan tener el mayor impacto en salvar vidas y prevenir la transmisión.

En quinto lugar, debemos proponernos en sacudir a la comunidad científica y los donantes para elevar la atención de la Tuberculosis al siglo 21. ¿Dónde está una prueba simple y barata para la Tuberculosis, como las que tenemos para el VIH y la malaria? Donde esta un forma de tratamiento que dure menos de cuatro meses? ¿Dónde están los nuevos medicamentos para la Tuberculosis MDR? ¿Dónde está nuestra vacuna anti-Tuberculosis? La inversión en investigación de la Tuberculosis no está aumentando - de hecho, se ha aplanado. Odio líneas planas - Tengamos un repunte en la investigación a finales de 2012!

Cinco resoluciones: se pueden contar con una mano. La indignación, la ambición, llegar a los excluidos, hacer más con menos, exigiendo nuevas herramientas. Yo exhorto a todos a que nos comprometamos con ellas.

Mientras nos embarcamos en nuestro trabajo conjunto, vamos a necesitar toda la pasión, el corazón, el amor y la fuerza que poseemos, y así que espero que todos tengan una oportunidad para recargarse de energía durante la temporada de vacaciones que viene y encontrar apoyo entre sus seres queridos.

El año 2012 no será fácil, pero la belleza de la vida es tratar de superar los desafíos.

Hagamos juntos que el 2012 sea un año de referencia contra la Tuberculosis!

Con mis mejores deseos,

Lucica Ditiu, Secretaria Ejecutiva.
Alianza Alto a la Tuberculosis